Cómo aumentar la productividad al crear contenido: 10 recomendaciones importantes para redactores

Aumentar la productividad es uno de los problemas más apremiantes de la comunidad de escritores. ¿Cómo escribir textos de forma rápida y eficiente? ¿Cómo utilizar su tiempo de trabajo con el máximo beneficio? Estas y otras preguntas acosan a escritores y redactores de todas las tendencias.

Afortunadamente, muchos profesionales ya han encontrado respuestas para ellos y no son reacios a compartir su experiencia con otros. Beth Heiden tampoco es una excepción: especialista en SMM y autor del blog Copyblogger. A principios de este año, un representante de una de las editoriales más grandes de los Estados Unidos le preguntó si le gustaría escribir un libro sobre marketing en la red social Pinterest. Lo más difícil fue cumplir el plazo: 6 semanas. Beth, sin dudarlo, aceptó su oferta, porque ella confiaba en sus habilidades.

El fruto de su arduo trabajo fue el éxito de ventas mundial "Pinterest para empresas". Cómo dirigir el tráfico dirigido desde la red social de más rápido crecimiento en el mundo ". ¿Cómo se las arregló para escribir un libro de 35,000 palabras en unas pocas semanas? Ella se aprovechó de una serie de "secretos" profesionales, desarrollados por ella durante muchos años de práctica. Los consideraremos en este artículo.

1. Deja de poner excusas.

Los redactores negligentes vienen con las excusas más ridículas para justificar su pereza:

  • "No pude dormir por un largo tiempo ayer ... Hoy, la cabeza no se cocina en absoluto";
  • "¡Los vecinos ya han conseguido sus reparaciones! Ya tengo una migraña por parte de ellos ...";
  • "Ayer vino mi abuela (amiga, ex compañera de clase, cuarta hermana ...). ¿No podría dejarla sin atención?"

Esta lista es interminable. Oh, alguien que, y los redactores no están exactamente privados de la fantasía. Pero, desafortunadamente, muchos de ellos lo utilizan no para crear textos creativos, sino para la auto-justificación.

Recuerda la simple verdad: si quieres convertirte en un exitoso redactor, olvídate de las excusas de una vez por todas.

Por supuesto, esto no se aplica a situaciones de emergencia, por ejemplo, cuando está acostado con una temperatura inferior a 40 ° y simplemente no puede trabajar físicamente. Pero, usted ve, en la mayoría de los casos, nuestras excusas simplemente son chupadas del dedo.

Un redactor que busque mejorar sus habilidades debe escribir constantemente, siempre, en cualquier lugar, en cualquier clima. Por supuesto, todos somos personas, todos en la vida tienen circunstancias imprevistas que les impiden concentrarse en el trabajo. Pero incluso en tales situaciones, trate de buscar oportunidades, no excusas. ¿No tienes tiempo para escribir un artículo completo? Escribe algunos párrafos, o al menos un par de líneas. Créeme, esto es mucho mejor que nada en absoluto.

2. Piensa y actúa como un profesional.

Stephen Pressfield, un renombrado escritor y guionista estadounidense, da la siguiente recomendación a cualquiera que quiera alcanzar el éxito en sus negocios: "Todos, escritores, artistas, empresarios, debemos pensar como profesionales. Tenemos que tomarnos en serio a nosotros mismos ya nuestro trabajo".

Esa forma de pensar distingue a los aficionados de los profesionales. Estos últimos están decididos a trabajar constantemente y mejorar sus habilidades. Un redactor profesional nunca hace la pregunta: "¿Necesito escribir hoy?". Simplemente se sienta en una silla, enciende la computadora y comienza a trabajar. Él es muy consciente de que la redacción es una cuestión de su vida, por lo que debe dedicarse por completo a su trabajo.

Tan pronto como empieces a tratarte como un experto, dejarás de perder tu tiempo en cosas inútiles. Y se sorprenderá gratamente de cuánto ha aumentado su productividad.

3. Planifica tu día correctamente

Cada persona tiene sus propios biorritmos individuales. Debe determinar a qué hora tiene el pico de productividad y, de acuerdo con esto, construir su programa. Si usted es un búho típico, y es mucho más fácil escribir textos por la tarde, por la mañana es mejor hacer algo más simple, por ejemplo, leer artículos ya escritos, buscar ilustraciones o nuevas ideas.

Pero una cosa es establecer un horario, y otra es seguirlo. Aquí no se puede prescindir de la fuerza de voluntad. Si se queja de mala memoria, tome un pedazo de papel y escriba en letras grandes el tiempo en el que debe cumplir con la ejecución de ciertas tareas. Coloque la hoja en un lugar prominente y eche un vistazo periódicamente.

4. ser generoso

No alcanzará las alturas de la redacción de textos si escribe textos solo para sus objetivos personales, por ejemplo, para mejorar su situación financiera. No olvides que tu trabajo debería beneficiarte no solo a ti, sino también a otras personas.

Piensa en quiénes son tus publicaciones. ¿Ayudarán a las personas a lograr sus objetivos personales y comerciales?

Supongamos que está escribiendo un texto sobre cómo aumentar las ventas. Si su publicación es de alta calidad y fácil de entender, muchos empresarios podrán poner en práctica sus recomendaciones y mejorar la situación financiera de su empresa. Mientras trabaja en el texto, represente mentalmente sus rostros satisfechos después de la conclusión de la próxima buena negociación con el cliente. Entonces tu motivación definitivamente aumentará a veces.

5. Desglosa la tarea en subtareas.

Imagina que necesitas escribir un libro electrónico de 75 páginas en un mes. ¿Qué sentimientos tendrá ante el pensamiento "Debería escribir 75 páginas?". Seguramente, comenzarás a sentir pánico: la tarea te parecerá abrumadora. Ahora trate de dividir el número de páginas por 25 días (dejaremos 5 días para editar). Por lo tanto, ¡tendrás que escribir solo 3 páginas por día! Es más fácil para ti, ¿no?

Comenzando a crear un libro, en primer lugar, haga su tabla de contenidos: el título de los capítulos, párrafos, etc. Luego puede establecer objetivos intermedios, por ejemplo, "escribir 2 capítulos por semana" o "escribir 1 párrafo todos los días".

Este método se puede aplicar a la blogósfera. Si necesita crear una publicación enorme y no sabe por dónde empezar, describa su estructura general (incluido el título y los subtítulos). Y luego puedes escribir una sección en una "sentada".

6. Controle su progreso.

El análisis de sus logros es un factor importante para aumentar la motivación. Supongamos que la próxima semana planeas escribir 5 publicaciones para tu blog y 2 publicaciones para invitados. Cree un documento separado e indique en él los títulos de todos los artículos que tiene que escribir. Al completar una tarea, resáltela en un color específico. Por ejemplo, puede marcar los artículos terminados en verde y los artículos en amarillo que no están completos. Esta técnica simple, llamada marca de color, es muy popular entre los redactores y bloggers. Es útil comprender qué parte del plan ya ha completado y qué parte aún lo está esperando.

7. Equilibrar el consumo y la creación de contenidos.

No solo nuestro estómago necesita comida, sino también la mente. Debemos consumir información para generar nuevas ideas. Por lo tanto, si desea mejorar sus habilidades de escritura, intente leer lo más posible. Estos pueden ser libros, revistas, periódicos, blogs, etc. Es extremadamente importante que lea material de alta calidad y confiable, y no un sustituto. De lo contrario, simplemente sobrecargas tu cerebro con información innecesaria, sin haber aprendido nada útil.

Sin embargo, involucrarse en la lectura de materiales de otras personas tampoco vale la pena. Si desea aumentar su productividad, debe dedicar la misma cantidad de tiempo tanto al consumo como a la creación de contenido. Preste atención a la cantidad de información que consume todos los días, incluidos blogs, redes sociales, videos y libros. Si es demasiado, entonces no tendrá tiempo ni energía para crear su propio contenido.

8. Crear listas de verificación

Las listas de verificación facilitan nuestra vida diaria y ayudan a evitar muchos errores. Son especialmente útiles para los redactores y escritores.

Su lista de verificación diaria puede incluir los siguientes elementos:

  • Escriba 10,000 palabras (este número puede ser más o menos, dependiendo de sus habilidades);
  • Da un paseo durante el almuerzo para relajarte;
  • Edita el post anterior;
  • Lee una publicación o artículo interesante que hayas agregado a los marcadores.

Por supuesto, sus artículos pueden diferir de los anteriores. Todo depende de los objetivos que te propongas cada día. Tan pronto como complete una tarea específica de la lista, verifíquela con un signo más o marque para centrarse en aquellas cosas que aún no ha completado.

9. No borre el contenido "extra".

Al editar nuestras publicaciones, a menudo encontramos oraciones o frases que nos parecen superfluas y las eliminamos implacablemente. Según Beth Hayden, esto no es fundamentalmente cierto. Ella recomienda crear un documento separado en el que almacenará contenido "innecesario". Puede nombrarlo como desee, por ejemplo, "Cualquier cosa" o "Varios".

El hecho es que este documento puede convertirse en un salvavidas para usted en el futuro. Después de todo, si algunos de sus pensamientos no encajan en una publicación, esto no significa que no serán útiles para usted al escribir la siguiente. Estos restos también pueden convertirse en publicaciones con todas las funciones en Twitter y Facebook.

10. Usa estímulos situacionales.

Chip y Dan Heath, autores del libro "Switch", recomiendan el uso de estímulos situacionales para consolidar el nuevo hábito. En otras palabras, debe asociar la finalización de una acción con el comienzo de otra. Por ejemplo, decide por ti mismo que escribirás nuevas publicaciones inmediatamente después del almuerzo. Lo más importante es atenerse a este programa durante tres o cuatro semanas para que su nuevo hábito finalmente quede resuelto. Luego, su cerebro aprenderá el esquema "Almuerzo - Trabajar en nuevo contenido" y usted realizará estas acciones en la máquina.

La efectividad de los incentivos situacionales se confirmó en un estudio reciente en la Universidad de Nueva York. Se encontró que el 62% de las personas que usan estímulos situacionales lograron sus objetivos, sin importar cuán difíciles fueran. Y aquellos que se negaron a usarlos lograron el éxito con mucha menos frecuencia, solo en 22 casos de cada cien.

Tu éxito está en tus manos.

Como puede ver, su productividad depende de usted, de la eficacia con la que pueda organizar su trabajo. Si está experimentando dificultades en esta etapa (no importa si trabaja en la oficina o en casa), siga las recomendaciones del experto, que consideramos en este artículo. Esperamos que te ayuden a convertirte en redactores más organizados y motivados y a comenzar a crear verdaderas obras maestras.

Loading...

Deja Tu Comentario